domingo, 26 de septiembre de 2010

Conflicto Imaginario en un País Imaginario

Nicanor Parra escribió un poema en que el adjetivo "imaginario" se repetía después de casi todos los sustantivos. No sé cuál pueda ser el mérito poético de eso, pero es bastante aplicable al Chile actual. Porque la noticia del día es un "conflicto mapuche" que no existe, es decir, es imaginario. Pues si fuera conflicto, estaríamos llenos de ellos. Si usted le pregunta a cualquier chileno si le gustaría que le regalaran un fundo en el sur, le puedo asegurar que le responderá afirmativamente. A mí, por lo menos, me encantaría que me lo regalaran, pero no se me ocurriría decir que si no me lo dan hay un "conflicto". Espero no llegar nunca a tal grado de presunción. Y yo creo que si se probara que lanzando bombas incendiarias, quemando cosechas, camiones, buses, galpones y casas o disparándoles a los carabineros las personas pueden obtener que les regalen fundos, habría con toda seguridad un gran auge de todos esos actos delictivos.
Y si ante la sucesión de tales hechos terroristas se aplica la Ley Antiterrorista, estamos ante una situación lógica y perfectamente esperable, no ante un "conflicto". Pues cuando alguien delinque no genera un "conflicto" de alcance social ni tampoco uno que enfrente a la raza a que pertenece con el resto de la sociedad. Simplemente genera una acción de autodefensa social normal, de castigo de los delitos. Eso es lo que distingue a los estados de derecho de los grupos que viven bajo la Ley de la Selva, donde el que delinque no sólo queda impune sino que somete por el terror a los demás.
Pero acá de lo único que se habla, casi, es del "conflicto mapuche". ¡Si los mapuches no están en conflicto con nadie! Sólo unos pocos de ellos se han dado cuenta de que si cometen actos terroristas para apoderarse de tierras ajenas obtienen una generosa recompensa. En cambio, los que son víctimas de la violencia y sí están en una situación conflictiva, porque son atacados sin justificación y no se les protege debidamente, no merecen titulares y a veces ni siquiera hacen noticia. Cuando esta situación alcanzó límites vergonzosos, comenzó a actuar la justicia, a instancias de unas autoridades muy renuentes, porque antes de eso poco o ningún caso hacía aquella de las denuncias y querellas de los particulares afectados.
Además, los mapuches como tales, que son chilenos como cualesquiera de nosotros, que podemos tener sangre hispana, inglesa, alemana, árabe o, para el caso, rusa, no tienen conflicto alguno en el país ni con él, porque tienen los mismos derechos y deberes de todos los chilenos. Luego, no existe un "conflicto mapuche", porque los de esa sangre tienen los mismos derechos y deberes de todos. Y, sin embargo, todos los titulares contienen las palabras "conflicto mapuche". Lo que sucede es que algunos delincuentes que han incurrido en actos de terrorismo y que han sufrido la justa persecución de la justicia, se han declarado en huelga de hambre, porque saben que la autoridad es débil y cae en los juegos de palabras que siempre el extremismo revolucionario ha usado con tanta habiilidad en su propio beneficio ante los gobiernos, los políticos y los jueces débiles. Por eso los que mataban o herían personas en atentados de raíz política eran denominados hace años "jóvenes idealistas". Por eso cuando se daba muerte a jefes de las FARC chilenas, en lugar de entenderlo, como sucede cuando se da muerte a los cabecillas de la guerrilla colombiana, acá se hablaba de crímenes atroces, de "lesa humanidad", contra respetables "profesionales". Los extremistas se habían apropiado del lenguaje.
Los adversarios de la sociedad libre, democrática y civilizada quieren de nuevo obligarnos a hablar en el idioma de ellos, para, de esa manera, terminar en que la sociedad haga lo que ellos quieren. Y eso lo han logrado. Han creado un "conflicto mapuche" imaginario, han desfigurado los hechos y las palabras y ahora, la autoridad débil y transigente, que ha adoptado el idioma de quienes son los enemigos naturales de la democracia civilizada, se apresta a sentar el peor de los precedentes: brindar la impunidad a los delincuentes, a lo cual se seguirá lo que ya sabemos, premiádolos con beneficios patrimoniales.
Por supuesto, las consecuencias volverán a ser las mismas, pero esta vez aumentadas. Si la anterior impunidad llevó a decenas de atentados en el sur, la nueva impunidad y el premio a la violencia llevarán a que se cuenten por centenares o miles.
Lamentablemente, lo que comienza con la creación de un "conflicto mapuche" imaginario, va conducir a una situación de ilegalidad y violencia todavía mucho más extendida que la actual y, lo que es peor, no imaginaria, sino perfecta y trágicamente real.

25 comentarios:

  1. La derecha no tiene memoria histórica... o si la tiene no le es rentable.

    La ocupación militar del territorio mapuche.

    Fundamental en este proceso es la mal llamada "Pacificación de la Araucanía", que no es otra cosa que la ocupación militar del territorio mapuche, y que se lleva a cabo en el territorio comprendido entre el río Malleco y Mariquina y no el Toltén como se dice en la historia oficial, conquistado militarmente por el Estado republicano entre los años 1862 y 1883.

    Esta ocupación militar avanzó a través del establecimiento de líneas fortificadas en los ríos de la Araucanía, confiscando las tierras ocupadas, disponiendo el remate de éstas y la entrega de grandes concesiones a empresas de colonización, y el otorgamiento de títulos a colonos chilenos y extranjeros. A los mapuche, en cambio, se les despojó del territorio y se le redujo sus tierras. Basta señalar que, en lo que hoy es la IX Región, zona de mayor concentración de población mapuche, sólo se entregó a los mapuche un 12,3% del territorio original, repartido en unos 2317 Títulos de Merced. Esto explica que la propiedad agrícola particular sobre los territorios mapuche, tengan en su origen un acto de ocupación, despojo y usurpación, propiciado por el Estado y los particulares, ilegítimo en su origen.

    Todo el proceso de radicación se desarrolló mediante una ley del Estado Chileno, la que en su aplicación práctica fue intencionalmente vulnerada. Esta obligaba al gobierno radicar a los mapuche en las tierras que efectivamente ocupaban y, las tierras que quedaban como saldo, podían ser rematadas a particulares, sin embargo en los hechos esto fue exactamente a la inversa. Sobre este tema que no es menor, el Estado de Chile hoy, debe responder.

    ResponderEliminar
  2. El proceso de usurpación post-radicación.

    Una vez conformadas las reducciones, en el proceso llamado de Radicación, los latifundistas continuaron ejerciendo presión por las tierras mapuche y fueron numerosos los casos de corridas de cercos o compras fraudulentas, por lo que las tierras mapuche continuaron disminuyendo. Son numerosos los casos denunciados en los llamados Juzgados de Indios. Muchos de los actuales conflictos tiene su origen estos hechos.
    ...

    Entre los capitalistas chilenos que han participado del saqueo de las tierras mapuches encontramos algunos personajes emblemáticos:

    Fernando Lenis, ya ministro de economía durante Pinochet y ahora entre los máximos dirigentes de la Corma (organismo asociativo de los industriales madereros),

    Augustín Figueroa, ya ministro de agriculturas durante el gobierno de Patricio Alwyn, dueño de enormes extensiones en el sector de Temulemu (Traiguén),

    Anacleto Angelini (tal vez el mayor propietario forestal de la IX región), principal subvencionador de la campaña electoral del actual presidente Frei.

    Estos tres personajes se han adueñado de algo más de un millón (!) de hectáreas de tierras mapuches, pagándolas alrededor de un 10/15% de su valor real (y además prevalentemente con dinero público). Los latifundos de estos tres personajes son avaluados en 10.000 millones de dólares.

    http://www.mapuche.info/mapuint/austral030500.html

    http://www.mapuche.info/docs/trivero990420.htm

    ResponderEliminar
  3. ¿Cual es la diferencia entre "conflicto mapuche", traducida en incendios y ataque a la propiedad privada, inseguridad, terrorismo etc."
    Con ....
    La reforma agraria, seguida de expropiación de tierras, persecusión y violencia generalizada que se vivió en el gobierno inconstitucional de Allende?

    RETROCEDEMOS Y NO NOS DAMOS CUENTA.

    ResponderEliminar
  4. La causa mapuche es justa, no puedes avanzar pasándoles una aplanadora por encima o eliminádolos del mapa.

    Toda esa tierra fue mapuche y la usurparon ahora en gran parte pertenece a unos pocos latifundistas que se la repartieron y lo propio con el agua.

    La reforma agraria fue un mal mecanismo para promover la igualdad...

    ResponderEliminar
  5. Yo me pregunto si es válido quemar cosechas, graneros, propiedades camiones, atentar contra civiles y policias para reclamar posibles derechos que se perdieron hace sus buenas centenas de años?
    Evidente que no y los que usan esos métodos no són los "pobres comuneros" que es la idea que se está formando en la conciencia colectiva del país, sino que simplemente son delincuentes terroristas y se les debe aplicar todo el rigor de la ley y no ponerse de rodilas frente a ellos como hace el gobierno de Piñera, que ha llegado al extremo de manifestar que retirará las acciones en contra esos terroristas con taal que cedan en su huelga de hambre, que no parece ser tal, con 76 días ya más de uno estaría muerto.
    Por otra parte si los dueños de fundos en esa zona hubiesen ellos actuado ilegalmente para apropiarse se esas tierras, bueno, querellense contra ellos, pero me imagino que esas tierras han pasado antes por otras manos y ellos son adquirentes de buena fe.
    Por otra parte no se cual podría ser el fundamento legal para que un pueblo recupere tierras que empezaron a perder, por N razones, hace más de 400 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De los actos de delincuencia, te refieres a los extremistas que existen en cualquier sociedad, tanto en la mapuche como la chilena etc. Las tierras fueron usurpadas directamente, 10 millones de hectáreas, y no las perdieron hace 400 años, pienso que te debes informar antes de opinar a tonta y a locas. desde 1860, y siempre han luchado por sus tierras, es por esa razón que el gobierno les compra tierras anualmente e invierte alrededor de los 78 mil millones anuales en compras sin contar otros beneficios. Aún así no puede estar a la par con su deuda, que de por sí reconoce.

      Eliminar
  6. El conflicto mapuche es real para los mapuches más conscientes de la usurpaciones y estafas seudo-legales que han tenido sus tierras ancestrales, no para los mayores beneficiarios de las tierras mapuches.

    El conflicto real no es como algunos quisieran pintar entre el mapuche delincuente y el pobre dueño de un pequeño fundo en la zona al que le queman sus tierras ganadas con esfuerzo y trabajo.

    El conflicto es entre comunidades mapuches a las que constantemente el “pillo” ha despojado de tierras y recursos hídricos.

    Hay que estudiar cada caso y las razones por las que se ha despojado de millones de hectáreas a un pueblo y también las razones por las que ahora están en manos de un grupito de blancas y sufrientes palomas atacadas por el terrorista y demonio mapuche.

    ResponderEliminar
  7. Mientras no haya en Chile una ley anticorrupción imprescriptible y retroactiva con buenos investigadores respaldados por el estado Chile no será un país en paz.

    Aunque algunos apuestan al olvido y al viejo y conocido refrán "pasó la vieja"...

    ResponderEliminar
  8. Don Hermógenes,
    No estoy de acuerdo con usted, pero puedo aceptar que piense asi. Lo que no le acepto es que Ningunee tan hermoso poema.

    ResponderEliminar
  9. que bueno seria tener en este blog un monton de
    cristans que pese a recibir opiniones contrarias a su punto de vista y a la informacion que el maneja ,se comporto como un gentleman..y en ningun momento "levanto la voz" ni descalifico ni menos ofendio a quienes quizas no estan en lo cierto .
    tan distinto a tanto odioso que de vez en cuando "se deja caer" por aca a atacar e insultar cuando alguien no comparte su opinion !!

    ResponderEliminar
  10. Cristián: Leeré las referencias en Internet, pero mientras tanto le recuerdo que todo el territorio chileno pertenecìa a la corona española y que tras la guerra de la independencia pasó a poder de los chilenos, con todos sus usos, costumbres, derechos y servidumbres. A la soberanía y las leyes de Chile deben someterse, entonces, todos los habitantes de esta tierra, cualquiera sea su raza, y los que crean tener derechos anteriores a 1882 tendrían que haberlos hecho valer de acuerdo al Código Civil de 1855 y si no lo hicieron a tiempo, tales derechos están prescritos. Todo eso es lo que se llama estado de derecho y lo demás equivaldría a revivir todas las guerras por que ha pasado la humanidad y no dejaría título alguno de propiedad a firme sobre la Tierra. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Don Hermógenes, ojala hubiera leido las referencias antes de escribir lo que escribió. Le recomiendo que antes de "recordarnos" algo, lea un poco más atrás... cuando ni siquiera el Imperio Inca logró penetrar el territorio mapuche... y ojalá que lea con mapas a la mano, para que sae de cuenta que ni siquiera los españoles fueron tan nocivos como el ejército que vino despues.. Lamentable que O´Higgins, a quien admiro profundamente, no se haya percatado del error que estaba cometiendo cuando intentaba unificar el país y conectar por tierra a Valdivia con el resto del pais.
    Asi como usted "nos recuerda", me permito "recomendarle" que parta leyendo de bien atras... desde el momento en que los Incas regresaban al norte, derrotados por la raza indómita que Ercilla conocíó despues.. Si quiere partir fácil, busque en wikipedia y use google earth, para referencias más modernas le recomiendo a José Bengoa.
    Y ahí seguimos conversando, ¿Le parece?.

    ResponderEliminar
  12. Aprovecho para hacer notar que, segun los textos "oficiales" de Historia el valor del pueblo mapuche se destaca sólo en el periodo colonial, cuando se defendían de los españoles. Sin embargo en el período de ocupación militar se trastoca esa imagen y se troca por un pueblo borracho, pendenciero, dedicado al bandidaje... eran dos naciones? No, era la misma, pero en este segundo período les tocaba a los mapuche el rol de "los malos". Y qué decir de lo que ocurrió desde las primeras décadas del siglo pasado, cuando a los engaños, el abuso de autoridad y el uso de la fuerza que abogados, notarios, jueces y uniformados utilizaron contra una nación analfabeta que firmaba documentos sin saber lo que decían, o confiando en que la palabra de los huincas era tan sagrada como la de los mapuche, se le sumó el avance incontenible de oleadas de personas que los fueron arrinconando.
    Lo que salvó a los mapuche de los Incas y de los españoles fue lo mismo que los hizo caer frente al ejercito, los abogados y las leyes chilenas; una estuctura social celular y la carencia de un jerarca máximo, la falta de organización global y la fé en la palabra empeñada.

    ResponderEliminar
  13. Un último comentario, para hacer notar cuán lejos estamos de entendernos mutuamente; para nosotros, la calidad de vida la medimos en lo que tenemos, en lo que acumulamos y en lo que crecemos económicamente. Para los mapuche, la calidad de vida es simplemente vivir en armonía con el entorno. Por eso nosotros explotamos la tierra hasta reventarla; por eso ellos sólo cultivan y toman lo que necesitan. No conciben la idea de explotar los recursos para acumular excedentes. Y sólo por eso los tildamos de flojos e ignorantes.
    Qué estrecha y arrogante perspectiva la nuestra.

    ResponderEliminar
  14. Parlamento de Tapihue en enero de 1825

    En gran parte de los tratados que firma la Corona Española con Chile, ésta reconoce la existencia al sur del Bío Bío de una nación distinta, la Mapuche. Los tratados, de los cuales existen copias en España y en museos Europeos, fueron recopilados y armados cual rompecabezas por Lincoqueo, quien encuentra la primera pieza en la Biblioteca Nacional. Este documento, previo al de Tapihue, es conocido como Parlamento General de Negrete de 1803 (el último celebrado con España), el que no es citado en los libros de historia nacional de educación, siendo el más recurrente el Tratado de Negrete de 1793.

    En dicho tratado España nuevamente reconoce como Mapuche el territorio ubicado al sur del río Bío Bío, prometiendo a los indígenas protección frente a cualquier otra nación extranjera enemiga, la que fue promesa no cumplida al permitir que el Estado chileno ocupe dicho territorio con el consecuente exterminio de gran parte de la población mapuche.

    Transcurren los años, los españoles emprenden la huída hacia el sur y Chile, compungido por su intento de expulsar definitivamente a los Realistas, firma con Freire en 1825 el cuarto Tratado de Tapihue. Este ratifica y establece en dos oportunidades que Chile no violará la frontera, dejándolo expresamente establecido en el punto 19, que señala: “Haciendo memoria de los robos escandalosos que antiguamente se hacían de una y otra parte, queda desde luego establecido, que el Chileno que pase a robar á la tierra y sea aprehendido, será castigado por el Cacique bajo cuyo poder cayere, así como lo será con arreglo a las leyes del país el natural que se pillase en robos de este lado del Bío Bío que es la línea divisoria de estos nuevos aliados hermanos”.

    Existiría aquí una violación al Tratado Internacional de Tapihue, con crímenes por parte del ejército de Chile y luego con la elaboración de las leyes del 2 de julio de 1852 y del 4 de diciembre de 1866, que son las matrices del sistema supuestamente legal de Chile al sur del Bío Bío, donde dictan mandatos extraterritoriales que cruzan el Bío Bío y que por tanto serían nulas.

    Personeros mapuches piden así, por violación a Tapihue y por crímenes de lesa humanidad, la restitución de por lo menos 400 mil hectáreas que involucran parte de las actuales comunas de Villarrica, Licanray y Panguipulli.

    ResponderEliminar
  15. Proceso de colonización de tierras:

    La colonización por parte de chilenos, alemanes, holandeses, e italianos en tierras indígenas se mantuvo hasta los años 1930 y 1940. Bajo esta política, los indígenas siguieron perdiendo territorios que jamás pudieron "legalizar" en los conservadores de bienes raíces, razón por la cual no podían ratificar su derecho a la tierra, aunque en los acuerdos firmados con el gobierno estos sí se reconocían.

    Desconocimiento a la reforma agraria:

    La actividad forestal se instala sobre los mismos terrenos sobre lo que se aplicó la reforma agraria hace menos de tres décadas, que en parte hizo justicia devolviendo a los campesinos y comunidades mapuches parte de sus tierras. Bajo el gobierno militar estas tierras fueron devueltas a sus dueños originales (que luego las vendieron), o bién el Estado las vendió a través de distintos mecanismos a empresas forestales, dejando pendientes conflictos de propiedad, y no reconociendo lo que los mapuches llaman sus "derechos tradicionales" de uso y acceso al territorio.


    Conclusión de algunos historiadores:

    En el caso de llegar a un Tribunal Internacional es posible que el Estado de Chile reciba sanciones, al violar el tratado de Tapihue con respaldo en el informe del 2002 del Nuevo Trato Indígena, donde el Estado chileno reconoce una política de exterminio y asimilación forzada. Confesión de partes, relevo de pruebas.

    http://www.facebook.com/note.php?note_id=173815862287&id=1170567010&ref=mf%EF%BB%BF

    ResponderEliminar
  16. Es increíble la diversidad de opiniones equivocadas y sesgadas que se escriben aquí. Conducen la discusión a través de la ecuación incorrecta mapuches = “victimas”. Analicemos seriamente la historia y no a través del prisma leninista de la izquierda. Veamos algunos ejemplos:

    1) Los mapuches provienen de Argentina e invadieron por la vía militar un pueblo autóctono chileno partiéndolo en dos denominados picunches y huilliches.
    2) La corona española veló por el bienestar del aborigen. Son innumerable los documentos oficiales donde eso se refleja.
    3) A partir del siglo XVI la guerra de Arauco ya no fue una guerra de conquista, expansión o predominio sino una lucha entre pueblos enemigos de fuerzas equilibradas que va a durar doscientos años sin cambios fundamentales. Por lo tanto los mapuches virilmente defendieron su territorio enfrentando en una guerra al ejército más poderoso del mundo sin jamás ser vencidos. Victimizarlos es no dignificarlos. Que quede claro ¡Ellos no son víctimas! Ellos se defendieron heroicamente.

    4) Como un leninista no entiende nada de historia se sorprenderá al reconocer que los mapuches pelearon a favor del rey en las guerras de independencia y al apoyar las montoneras del sur se convirtieron en el más solido baluarte de España en América del Sur desangrando al pueblo chileno y debilitándolo en la lucha por la propia Independencia y la de Perú.
    5) Durante la revolución de 1859 los mapuches arrasaron con el pueblo de Negrete, llevándose ganado, arrastrando sementeras, capturando mujeres y asesinando hombres.

    ResponderEliminar
  17. 6) Potencias extrajeras intentaron penetrar el territorio. El caso de Oriele Antoine I quién fue nombrado por los loncos “Rey de la Araucanía” es de extrema gravedad. Se sabe que él contaba con protectores en el consejo de Estado de Napoléon III, quién pretendía apoderarse de la Araucanía creando dificultades graves.
    7) El sacrificio para la República de tener extensiones tan grandes de terreno fértil sin producir produjo un estancamiento del desarrollo económico, por otro lado, en la Frontera se necesitaba mantener un ejercito permanente de 1.500 hombres para prevenir sublevaciones eventuales, lo que provocó que las tribus araucanas impidieran el desborde espontaneo de la población chilena sobre la Patagonia. Posteriormente este terreno se pierde en manos de Argentina.
    8) La emigración espontanea se produce entonces en Antofagasta, Tarapacá y Perú, siendo esta una da las causas de la guerra del Pacífico.
    9) En tiempos de la República la guerra es tenaz, por ejemplo, en 1868 los caciques Quilahueque y Montri lograron reunir más de 2.000 guerreros que enfrentaron al coronel Pinto produciendo una larga serie de expediciones y combates.
    10) Anibal Pinto, intendente de Concepción, declara, que los mapuches no tienen propiedad divisa, por lo tanto aplicar los preceptos legales y constitucionales es un desatino y dice que lo único “viable es declarar la tierra de los indígenas propiedad nacional, dejar una parte para repartirla entre ellos y vender el resto”. El apartamiento de esta norma provoca el caos.
    11) En los años 80 el presidente Santa María declara “el mapuche concluye por sobreponerse a toda autoridad, no reconoce límite alguno, se apropia de la propiedad ajena y se convierte en bandolero público”. En 1881 las tribus arrasan con La Imperial, Cholchol, Ranco, Ralquinco y otras. Atacan Temuco, Lumaco y el fuerte Ñielol.
    El problema mapuche siempre ha sido grave, ellos perdieron una guerra heroica que lucharon contra España y luego contra la República. Al ser pacificados y esa es la palabra correcta, los mapuches mayoritariamente continuaron apegados a la tierra que el gobierno les asignó, los mejores y más fértiles terrenos de la Araucanía, prohibiendo al indígena la enajenación de sus tierras, la hipoteca, arrendamientos etc. Así se logra la unidad y Chile es un país sin divisiones territoriales. Es cierto que hubo problemas de deslindes de tierras que fue origen de violencia y asesinato, a costa de un enjambre de abogados y tinterillos. Solían comprar a cambio de vino o aguardiente, pero la labor de los funcionarios fiscales encargados de la radicación de los mapuches y de protegerlos contra los comerciantes y abogados impúdicos, fue sensata y honesta.

    ResponderEliminar
  18. 1) La documentación oficial de la época, en los siglos XVI, XVII y XVIII siempre aboga por el buen trato a los aborígenes.
    2) Siempre se señaló la identidad de la naturaleza espiritual del aborigen y el español. Postulado que nace del concepto cristiano de hermandad de todos los hombres y de las diversas razas.
    3) Hay un postulado jurídico que establece que los aborígenes de América son tan súbditos del rey de España como lo son los habitantes de Castilla.
    4) Pesan los mismos deberes y derechos, el rey puede hacer la guerra al francés pero no al mapuche solamente está posibilidad existe cuando hay una situación que equivale al del súbdito español que se rebela.
    5) A diferencia del inglés el español no extermino al aborigen sino que se mezcló con él formando una nueva raza.
    6) También en Chile mucha gente de carácter realista se daba cuenta que los mapuches jamás se convertirían al cristianismo por predicación, ni darían la paz y tampoco se volverían hombres disciplinados y trabajadores de la noche a la mañana. Ellos veían el futuro: la guerra de Arauco de extendió por toda la Colonia, los mapuches jamás fueron derrotados.
    7) El conquistador actuaba en nombre del rey de España, descubría y tomaba posesión de la tierra para su soberano. Era un acto de soberanía que ocurría en tierras donde no existían poblaciones que constituyeran un estado y por lo tanto recurrían al expediente militar. Eso es lo común en la historia de la humanidad y de ahí la importancia de las fuerzas militares como factor de disuasión.
    8) Se producen paradojas porque Michimalongo líder picunche quién en primera instancia combate a Valdivia luego pelea junto a él en Andalién, este indígena y su pueblo luchó gustoso junto al español, siempre recordó la invasión mapuche y aquí tenía un incentivo para matar al mapuche, destruir su hogar y quitarle a su mujer.
    9) En este contexto que no hay que mirar sentimentalmente, y menos juzgar con los ojos del siglo XXI, hablar de reivindicación no tiene sentido, no existe el concepto, es un absurdo, todos pelearon una guerra por su existencia y los resultados son conocidos. Los terrenos que un estado o nación gana en una guerra son propios de lo contrario es el caos mundial, nunca se terminaría de luchar por la fronteras. Chile podría exigir la Patagonia, Bolivia el mar, Perú exigir Arica, los picunches las tierras al norte del Maule, y al sur reclamar a los mapuches que devuelvan la Araucanía, los huilliches de Chiloé podría exigir un terreno en Temuco a los mapuches, los mexicanos Texas a E.E.U.U. y España podría victimizarse y pedir que le devuelvan América. Dejemos de llorar y afrontemos el futuro unidos como compatriotas la historia pasó, yo estoy orgulloso de la herencia que dejaron sus actores, pero basta de victimizarse y llorar

    ResponderEliminar
  19. Es evidente que el respeto a otro pueblo dependió en el pasado del poder de defensa y del valor de la tierra. Los mapuches permanecieron separados del resto del país debido a su valor y al escaso valor de su tierra en la época. El progresivo mestizaje y la asimilación de las costumbres del resto del país más la necesidad de consolidar la unidad del país hicieron inevitable su ocupación.

    Eso era la práctica en el siglo XIX y ya ha pasado tanto tiempo que es impensable e iluso retroceder en el tiempo.

    Pero el tema de fondo se sigue eludiendo al creer que la acción del hombre occidental es la causa del problema actual de algunos mapuches. La creencia de estas personas es que el denominado problema mapuche se soluciona dándole o devolviéndole la tierra cuando el real problema es cultural y de capacitación. Tengo la sospecha que la mayoría de los defensores de la acción de los que hacen atentados no conocen la realidad de las comunidades en cuanto carencias, la terrible subdivisión de su tierra, la falta de capital, y de preparación para ser miembro eficiente del mercado.

    El problema de muchos mapuches no es muy distinto de algunos grupos pobres del país. Busquemos soluciones reales y no nos dejemos llevar por sentimientos inútiles de culpa ni por acciones efectistas que no resuelvan nada.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. Don Cristián claramente tiene una visión leninista y por lo tanto equivocada de la historia, plantea el absurdo que ” la propiedad agrícola particular sobre los territorios mapuche, tengan en su origen un acto de ocupación, despojo y usurpación, propiciado por el Estado y los particulares, ilegítimo en su origen” Aquí está la falta a la verdad lo correcto es señalar “que estos terrenos fueron incorporados a la República debido al enorme peligro que tanto para chilenos y mapuches (aunque estos probablemente no tenían conciencia del asunto)se representaban estos terrenos extensos e inhóspitos donde no llegaba la civilización, incluso la seguridad de Chile corría peligro porque cualquier nación extranjera podía apropiarse de esas territorios. Esto además se decidió en una guerra de 300 años”.

    ResponderEliminar
  23. Don alejandro, en que parte de la Historia se nos quedó pegado usted?

    Respecto a los mapuche, queda claro que no considera el siglo XIX.

    Y respecto a sus opiniones, queda claro que se quedó estancado a finales de los setenta... le contaron que el muro de Berlin ya no existe?

    ResponderEliminar