viernes, 10 de julio de 2020

Demasiado Importante Como Para No Saberlo

El doctor Richard Bartlett de Texas, EE. UU., de larga práctica en ese estado, ha revelado que él trata con éxito de ciento por ciento a todos sus pacientes afectados por el coronavirus, con  un remedio antiguo y barato para tratar el asma y que es un esteroide llamado "budesonide", disponible en las farmacias y sin contraindicaciones. Este remedio ataca la inflamación pulmonar que provoca el virus y así el enfermo afectado por él rápidamente sana.

Basta aspirar "budesonide" durante cinco minutos cada vez, preferiblemente con un nebulizador, para que los síntomas del coronavirus cedan y finalmente desaparezcan. Sostiene Bartelett que ninguno de los pacientes de la pandemia a los cuales ha tratado ha muerto, siendo que algunos pertenecían a grupos de riesgo o tenían graves enfermedades de base, en un caso un cáncer doble.

Él está poniendo en manos del senador de su estado, Ted Cruz, y del Presidente Trump su receta. Sostiene que la misma ha sido aplicada en Taiwán, Japón, Singapur e Islandia, cuyas poblaciones así se han librado del contagio masivo. Cita a Taiwán, con 24 millones de habitantes de un territorio tan pequeño que no puede haber distanciamiento, no obstante lo cual han tenido sólo siete muertes por el virus.

Asimismo, sostiene que Japón, con 121 millones de habitantes, no ha necesitado restringir las actividades productivas y, sin embargo, ha tenido apenas mil muertos por Covid19. 

En Islandia, bajo el mismo tratamiento, sólo se han registrado 12 fallecimientos y no se ha alterado la vida interna normal.

En ningún país debería dejar de aplicarse este tratamiento tan eficaz como barato y, además, antiguo y sin efectos colaterales. 

jueves, 9 de julio de 2020

La Pérdida de la Virginidad

Sin los votos de la UDI y RN no habría habido zarpazo a los fondos previsionales. Sin los de la sola UDI tampoco. Pero ambas se sumaron en suficiente número para dar lugar a la orgía general.

Es que ya perdieron la virginidad hace demasiados años. Claro, una cosa es perderla una sola vez, por amor y "la puntita nada más": no hay que ser tan exagerado, eso fue sólo un desliz. Una cosa muy distinta de perderla para después terminar dedicándose al comercio sexual.

Es que cuando ya te entregaste al enemigo y votaste por Piñera, sobre todo en 2017, cuando había la alternativa propia y de derecha de Kast; cuando miraste para otro lado ante la traición y la persecución ilegal contra los militares que gobernaron contigo codo a codo y dijiste "problema de los milicos"; cuando Piñera derogó el carácter terrorista del delito de incendio y no dijiste nada, con la subsecuente inmolación de los Luchsinger McKay y entonces dijiste "problema de los agricultores del sur"; cuando levantaste bandera blanca y sacaste toda referencia al gobierno militar de tu declaración de principios (es que los habías abandonado); cuando dejaste que tu gobierno no les hiciera casi nada a los vándalos que arrasaron el país, pero acosaste a los carabineros; cuando te hiciste cómplice del abandono de deberes presidencial por no ser capaz de mantener el orden público; cuando finalmente entregaste la Constitución ¡la Constitución! con tal de que la izquierda calmara a los subversivos y dejaste al solitario Ignacio Urrutia en la Cámara y al solitario Kenneth Pugh en el Senado diciendo lo que tú habrías debido decir y votando como tú habrías debido votar para salvar la institucionalidad (pues tenías los votos para salvarla); y cuando ahora ves cómo se arrasa con la iniciativa exclusiva presidencial de los proyectos (era el caso del 10 % previsional), eludida con el resquicio de la reforma constitucional; y ahora ves que está en marcha la pérdida de la autonomía del Banco Central al abrirle la puerta a las emisiones para financiar el déficit fiscal; y cuando sabes que viene el impuesto al patrimonio por la misma vía irregular y desconociendo también la iniciativa presidencial; y cuando cohonestas la semana de 40 horas con la de 41 y te quedas impávido cuando un sicario asesina al dueño de un terreno por encargo de sus usurpadores y a éstos no les pasa nada y no dices ni haces nada; cuando cohonestas todo eso, entonces no me vengas con que ha sido sólo un desliz tu pérdida de la virginidad, pues fue tu primer paso para "lanzarte a la vida" y entrar de lleno en el ejercicio del comercio sexual. ¿Qué diría hoy Jaime Guzmán ante esta prostitución del partido que  fundó?

Ni siquiera hablo de RN, porque es otra cosa, todos lo sabemos. Por algo es el partido de Piñera, el mismo "capaz de todo", que no es de derecha y estaba vis-a-vis con Raúl Castro en la capilla ardiente de Chávez. Hablo de la derecha, de la UDI, del partido que rodeó en particular a Pinochet y a Merino y juntos refundaron la república, su economía, su sociedad y su democracia en torno a principios y valores.

Lo de ayer en la Cámara arrasó con todo eso. Habla mal del país. Chile siempre tuvo una derecha que lo salvara al final y sacara la cara por la Patria. Ahora ésta carece de ella. El diagnóstico de lo que viene no puede ser peor. El pueblo está asistiendo a una de esas fiestas bailables donde comienzan a verse algunas inconductas y los dueños de casa y demás concurrentes, supuestamente "respetables", las dejan pasar. Y entonces una niña ligera de ropas y de principios se sube a una mesa, se saca algunas prendas y las lanza al medio del salón. Y otras más también. Y entonces sobreviene ese fenómeno o evento nacional, sea dicho "con  respeto" (como siempre se advierte antes de lanzar una barbaridad), que se llama "la cueca en pelotas".

Chile ya está bailándola. Acá ya no hay derecha ni hay derecho. Usted, váyase ahora mismo para su casa o, si no, empiece a sacarse la ropa, porque viene una orgía general.

martes, 7 de julio de 2020

Cinco Razones Para Rechazar a Mera

El Senado debe rechazar la designación de Raúl Mera Muñoz como ministro de la Corte Suprema porque, primero, fue sorprendido al menos una vez aplicando las leyes a uniformados y absolviéndolos en un fallo. Eso es inadmisible bajo el actual régimen de dictadura judicial rojo-piñerista plenamente vigente en la actualidad.

Segundo, porque la designación de Mera Muñoz debilitaría el precedente sentado al rechazarse las proposiciones de los nombres de Dobra Lusic y Juan Manuel Muñoz Pardo, ambos impugnados por la mayoría de izquierda del Senado, tras denunciarse que habían sido sorprendidos acogiendo recursos de amparo de personas condenadas en el caso Frei, caso este último emblemático del espíritu de desconocimiento permanente de las leyes vigentes y de la verdad de los hechos, que está en la esencia de la actual etapa de la evolución jurídica del país presidida por la dictadura judicial rojo-piñerista. ¿Qué se obtiene con tener preso a un nonagenario con alzheimer y que no controla sus esfínteres, como el general (r) Orozco, y quien es además inocente del delito que se le imputa, si toda esa ejemplar dureza es abandonada al permitir la designación de Mera Muñoz? ¿Puede el país permitirse esta señal de debilidad en la defensa de su antijuridicidad?

Tercero, porque, además, tener contemplaciones con Mera Muñoz debilitaría otro severo y esencial precedente establecido en años recientes, al rechazarse a priori nombres de magistrados declaradamente partidarios de respetar la legalidad vigente, como la ex ministra Raquel Camposano y el ex ministro Alfredo Pfeiffer, ambos exponentes de un peligroso apego a la letra de las leyes y a la verdad de los hechos, inadmisibles en la presente etapa de la evolución rojo-piñerista de la justicia del  país. 

Cuarto, porque (y esto es gravísimo) mediante el fallo comentado en el número uno quedó en evidencia una falsedad más del Informe Rettig, que en 1991 había asegurado que Raúl Pelegrin y Cecilia Magni, miembros del FPMR que asaltaron el cuartel de Los Queñes y asesinaron a un suboficial de Carabineros, habían sido torturados y asesinados por efectivos policiales y arrojados a las aguas de un río. Es inadmisible que en el Chile actual, donde hasta el mismísimo senador Andrés Allamand ha dicho que el Informe Rettig debería ser de lectura obligatoria en los colegios, se desprestigie a ese extremo uno de los dos instrumentos básicos utilizados para el lavado cerebral de los chilenos durante los últimos treinta años, siendo el otro, como se sabe, el Informe Valech. 

Sobre todo sería grave caer en tales vacilaciones y miramientos teniendo en cuenta que el redactor principal del Informe Rettig, el jurista Gonzalo Vial Correa, fue después, ya en estado de arrepentimiento, un detractor inmisericorde del Informe Valech, cuya validez objetó en columnas del diario "La Segunda" que no han podido ser borradas de la memoria histórica nacional, publicadas entre el 1 y el 3 de septiembre de 2004. Desvirtuado el segundo instrumento del lavado cerebral ¿podemos caer en el renunciamiento burgués de dar pábulo al debilitamiento del primero?

Quinto, porque tampoco basta para hacer al ministro aspirante digno de integrar la Corte Suprema que él haya prevaricado en diversas otras oportunidades, condenando a uniformados contra leyes expresas y vigentes, como las de amnistía y de prescripción. Pues para ser integrante de la Corte Suprema actual se exige haber prevaricado SIEMPRE y sin claudicaciones.

Si no se quiere que Chile se deslice por la peligrosa pendiente del respeto a las leyes y a la verdad de los hechos, dejando así expuesta a la dictadura rojo-piñerista actual a gravísimas consecuencias e incluso represalias, es esencial rechazar de raíz la proposición del Ejecutivo del nombre del ministro Raúl Mera Muñoz como nuevo integrante de la Corte Suprema. 

domingo, 5 de julio de 2020

John Cobin ¿Condenado a Perpetua o a Muerte?

John Cobin está preso en Valparaíso con fiebre, tos, vómitos y se siente mal. Tiene 57 años y una "condición basal", de modo que el covid19 es una amenaza para su vida. No se sabe si lo ha contraído.

Ya ha cumplido más de 200 días en prisión preventiva. Es decir, ya ha cumplido una pena de presidio menor en su grado mínimo, que es la que va de 61 a 540 días, sin haber sido condenado. 

La libertad provisional es un derecho de toda persona mientras no ha sido condenada, pero a él no se lo reconocen y ni siquiera le dan la posibilidad de cumplir la prisión preventiva en arresto domiciliario, como los jueces conceden a los vándalos de la "primera línea". Es que a John lo afectan varias agravantes: es de origen norteamericano, es un "libertario" de derecha con un PhD en Economía por sus estudios de la Escuela Austríaca y se nacionalizó chileno cuando creyó que el país libre, tranquilo y progresista que entregó Pinochet a los civiles duraría para siempre. "You should have known better, John". 

Durante la insurrección de izquierda del año pasado la misma turba que destruyó Reñaca, donde él residía, apedreó su auto. John, en legítima defensa, disparó al aire varias veces un arma inscrita y que tenía derecho legal a portar, pero como el ataque no cesara, disparó a una pierna de un agresor próximo, gracias a lo cual escapó de la lluvia de piedras. 

Como aquí hay una dictadura judicial de izquierda, respaldada por Piñera, que ha interpuesto las tres cuartas partes de las querellas contra los militares que combatieron el terrorismo, su Intendente  en Valparaíso obró en consecuencia y se querelló por "homicidio frustrado" contra John Cobin, como si éste hubiera salido a buscar a los vándalos que destruían Reñaca y apedreaban su camioneta, con el fin de matarlos. 

Porque en el Chile de hoy y desde hace muchos años los "agresores" son los que se defienden de los "agredidos" o "víctimas", que son violentistas que atacan personas, establecimientos y, en general, el orden legal constituido y después reciben millonarias indemnizaciones cuando los defensores de la legalidad (que siempre terminan presos) les han hecho algo.

John me ha dicho que el juez considera que cada uno de los disparos que él hizo, casi todos al aire, constituyeron un homicidio frustrado separado. Por tanto, su condena por el conjunto de esos supuestos homicidios frustrados será de entre 13 y 17 años, es decir, estará preso hasta que tenga 70 o 74 años. Prácticamente una condena a presidio perpetuo, si sobrevive a la actual amenaza de muerte en el penal por contagiarse con la pandemia. Pues si se ha contagiado o se contagia, puede haber sido condenado, en el hecho, a muerte, dada su "condición basal". 

Y todos le piden plata, mucha plata, que no tiene. Un amigo le financió un abogado que cobró 13 millones de pesos y no obtuvo nada ni ya ahora lo defiende. ¿Qué se obtiene con un abogado si el tema no es jurídico, sino de vindicta política? Le mandan decir que si les paga a unos peritos una suma similar le va a ir muy bien en el juicio. Y el atacante que recibió la bala en la pierna le pide $50 millones por desistirse de su querella. Pero John no tiene dinero y su mujer sobrevive malamente gracias a las ayudas de emergencia de sus amigos. 

Todo parecido con la justicia de un régimen marxista-leninista no es mera coincidencia: los que votaron por Piñera y lo eligieron supieron o debieron saber que él siempre condenará a los que se defienden de los marxistas y terminará premiando a éstos.

jueves, 2 de julio de 2020

Dejé de Ser el Único en el Mundo

"El Mercurio" reaccionó y publicó hoy (C-1) los cinco países con más contagios por millón de habitantes, que son: 1. Quatar, con 34.548; 2. San Marino, con 20.571 (esto es una ficción, pues ese país no tiene siquiera un millón, sino sólo 33.931 habitantes); 3. Bahrein, con 16.120; 4. El Vaticano, con 14.981 (otra ficción todavía mayor, pues la Santa Sede tiene apenas 801 habitantes, incluido el Papa); y 5. Chile, con 14.754, al cual yo había puesto como "top-one", fundado en el mismo "El Mercurio" de anteayer y su publicación diaria, "Países con más contagios". Con esta nueva información hemos pasado a top-five en contagios, pero seguimos top-five en fallecimientos por el coronavirus.

Luego, este blog ha perdido su espectable posición de exclusividad en el mundo, pero sobrevivirá a eso, sobre todo si durante más de diez años ha sobrevivido al veto implacable y generalizado de Sebastián Piñera e incluso a una censura previa del Colegio de Abogados (ver blog del 27 de marzo de 2015, "Artículo Impublicable en la Revista del Abogado"). Cada vez que lo menciono, después compruebo cómo aumentan en unos cientos los lectores de dicho blog. Lo mismo sucede con otro de 8 de octubre de 2017, "Voto Moral y Útil", en el cual publiqué por penúltima vez la hoja de vida de Sebastián Piñera y llamé a votar por José Antonio Kast.

La verdad tiene una virtud impregnadora curiosa, pues si bien es cierto que "una mentira mil veces repetida pasa a ser verdad", como dijera Josef Goebbels, el ministro de Propaganda de Hitler, también lo es que "la verdad mil veces repetida termina por vencer a la mentira", frase que hago mía en este mismo momento, pero que cualquier puede utilizar libremente, incluso sin citar a su autor. 

En efecto, en los últimos días he recibido llamados y correos de personas que me felicitan por grabaciones de este blog de meses anteriores, que quedaron aparentemente perdidas en YouTube, pero han ido resucitando y reapareciendo últimamente, y esas personas las han recibido, visto y oído. 

Hay incluso una, enviada a sus contactos electrónicos, y por uno de éstos a mí, de un señor que dice: "Siempre pensé que este personaje (se refería a mí) decía puras mentiras, pero ahora he concluido que decía la verdad", y les adjuntaba una grabación mía denunciando la prevaricación de los jueces de izquierda para condenar ilegalmente a militares (r) y ordenar al pobre fisco pagar ingentes indemnizaciones por hechos amnistiados, prescritos, ya antes juzgados sin condena y generalmente inventados por legiones de jureros falsos.

La verdad hace bien. Yo no aspiro a que reine en Chile ni en el mundo, porque he visto como por ahora se imponen las consignas falsas y una mayoría de opinión pública en todas partes se moviliza tras ellas. Pero al menos la verdad nunca perece. ¿Y quién puede negar que siempre va a existir la posibilidad, por remota que parezca, de que incluso "en el peor de los pueblos", termine por triunfar?



martes, 30 de junio de 2020

¿Qué Se Siente Ser el Único en el Mundo?

Hasta donde he podido averiguar, el siguiente cuadro de cifras no ha aparecido en ningún otro medio del mundo:

 TOP-TEN DEL CORONAVIRUS:

Países con más contagios                             Países con más fallecimientos
x millón de hbtes.:                                        x millón de hbtes.:

  1. Chile                           14.438                     1. Reino Unido         642
  2. Perú                              8.565                     2. España                  606
  3. EE. UU.                        8.102                    3. Italia                      575
  4. Brasil                            6.448                    4. EE. UU.                 389
  5. España                          6.332                    5. Chile                      292
  6. Reino Unido                 4.595                    6. Perú                       288
  7. Rusia                             4.393                   7. Brasil                     275
  8. Italia                              3.977                   8. Ecuador                 255
 9. Ecuador                         3.155                    9. Irán                        127
10. Bolivia                           2.701                 10. Bolivia                    87

Fuente: "El Mercurio", 30.06.20, pág. A 6. 

¿Qué se siente ser el único medio en el mundo en revelarlo? Comprensión por los miles que han tenido las mismas cifras a la vista y no han sacado conclusiones ni sabido presentar al top-ten. Hace quinientos años todos podían ver que, cuando los barcos aparecían en el horizonte, primero veían las velas y después el casco, pero a uno solo se le ocurrió que eso implicaba la redondez de la Tierra.

¿Qué significa que Chile sea top-one en contagios y top-five en fallecimientos? Que una mayoría de su población, como lo aseveré en el título de mi blog del 15.06, lo erige en el "peor pueblo del mundo", pues ella ya le había inferido a su país enormes daños antes de la llegada del coronavirus, después no ha sido capaz de cumplir las exigencias para detener los contagios y consiguientes fallecimientos y, peor, ahora se apresta a seguir infiriéndole más daños propios de la violencia apenas pase la pandemia.

¿Qué se siente al ser el único diciendo estas cosas? Que se es también el único en predecir que Chile debe no sólo superar el SARCoV-2, llamado coronavirus o Covid19, sino también debe superar un muy dañino SARCoV-3 llamado comunismo; y que si no lo vuelve a hacer pasada la pandemia, como más de una vez ya lo hizo en el pasado, no tiene destino como país libre, pacífico y civilizado.

sábado, 27 de junio de 2020

El Caso Frei: Otra Vergüenza Nacional

Siempre supe la verdad del caso Frei. Hoy considero el proceso como otra vergüenza nacional. Es que pone en evidencia lo que he llamado "la miseria moral de la chilenidad actual", título de mi último libro. Cuando salió el escandaloso fallo del juez Madrid, el historiador Ernesto Medalla me lo mandó por mail. Leí sus 800 páginas en febrero del año pasado. Está tratado en la página 114 de mi libro, bajo el subtítulo de "La canallada peor y la final", en el capítulo titulado "Las Desvergüenzas del Camaleón", referido a lo segundo peor de la chilenidad actual, que es la DC. Lo primero es, por supuesto, la izquierda.

Cuando quince años después de la muerte de su padre la senadora Carmen Frei promovió una acción judicial destinada a probar que se trató de un asesinato, yo era director de Banmédica y compartía la mesa del directorio con el doctor y ex senador DC Osvaldo Olguín, que había sido amigo de Frei  Montalva y nos participó su opinión de que, en la primera operación a que fue sometido, quedó un punto mal suturado, que le provocó al paciente una infección y una peritonitis tardíamente operada, y no lo fue de la manera más adecuada, lo cual derivó en su fallecimiento. 

Como repetí públicamente esa opinión, un detective me fue a entrevistar a mi casa, como parte de la investigación derivada del proceso, y le dije lo mismo . Ahora veo que, una vez más, se debate el tema en las cartas de los lectores de "El Mercurio", donde el abogado Adolfo Paúl Latorre cita el testimonio del doctor Paris, nuevo ministro de Salud, sobre el mismo caso y que resulta coincidente a la letra con el que le oí hace más de veinte años al doctor Osvaldo Olguín.

Luego, siempre se ha sabido la verdad. Lo que pasa es que en Chile es muy fácil, mediante repetición de consignas falsas, destruir la verdad, pero eso no significa que ésta no exista. 

Por suerte tengo buena memoria y recuerdo que, en esa misma época, cuando era Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, en el consejo de redacción de "El Mercurio" su director, Juan Pablo Illanes, nos refirió que, en una reunión con el Presidente, le había preguntado por el proceso promovido por su hermana y aquél le había contestado: "Son cosas de la Carmen". Pero después Frei hijo se cambió de bando y ha sido el más enfático en denunciar "el primer magnicidio en la historia de Chile". Bajo el gobierno de Piñera I le fue a pedir apoyo a éste para una investigación de los restos en los Estados Unidos, en que presuntamente se iba a descubrir el envenenamiento del Presidente muerto. Piñera, que "se sube a todas las micros", sobre todo a las que llevan a darle puñaladas traperas adicionales a Pinochet, le dijo que contara con todo su concurso para "aclarar el crimen". Lo malo fue que el peritaje en los EE. UU. dictaminó que no había rastro de veneno.

En otra oportunidad el abogado de Carmen Frei ganó titulares declarando que la Universidad de Gante, en Bélgica, había confirmado el envenenamiento. Era Presidenta de Chile la Alta Comisionada actual, que se apresuró a dar una conferencia de prensa en La Moneda para magnificar el supuesto magnicidio. Ahí se lució su entonces ministra, Vivienne Blanlot, con su frase apocalíptica, que hizo más titulares y dio la vuelta al mundo: "El horror no termina". Lo malo para "el horror" fue que "La Segunda" llamó a la Universidad de Gante para saber detalles y desde allá le aseguraron que no habían ningún informe sobre la causa de muerte de Frei. Era "puro humo", una vez más. El abogado Varela, de la familia Frei, se limitó a insistir: "¡Hay un informe, hay un informe!", después de lo cual, sin mostrar ninguno, renunció al patrocinio de la causa y desapareció de la escena para beneficio de su buen nombre.

El año pasado, publicado el fallo, desde lo alto de los altares dos figuras femeninas próximas a la DC, Marta Lagos Cruz-Coke y Sylvia Soublette de Valdés, coincidieron en sendas cartas a "La Tercera" y "El Mercurio" en que "si Pinochet mandó matar a tanta gente, lo probable es que hubiera hecho lo mismo con Frei". El único que había intentado probar, sin éxito, que Pinochet había mandado matar gente había sido Juanito Guzmán, y su falta de pruebas arruinó su carrera. 

Pero la gente seria próxima a la DC (la hay, aunque escasa) pensaba otra cosa: Ascanio Cavallo escribió que, de seguir la extraña lógica del fallo, la conspiración para asesinar al expresidente habría ocurrido ¡dentro de la DC!

Hasta que la semana pasada el columnista habitual de "El Mercurio", José Rodríguez Elizondo, que era comunista cuando ambos estudiábamos leyes, opinó que la tesis del asesinato era "un dato duro", lo que lo llevó a recibir un chaparrón de testimonios realmente "duros" en contrario, aparte del del doctor Paris, como el del doctor Beca, yerno de Frei, presente en las operaciones de su suegro y que nunca ha compartido la tesis de su cuñada Carmen.

Quedan todavía instancias judiciales, pero vista la dictadura de izquierda que controla ese poder del Estado, no debemos tener la menor esperanza. Acá cualquiera que se haya lanzado al mar para salvar a un izquierdista de ahogarse y éste se ahogó, puede ser condenado por su asesinato, con una indemnización multimillonaria para la familia a expensas del Estado, que no quiero siquiera imaginar cómo se reparte. 

Son las "miserias morales de la chilenidad actual", una omnipresente vergüenza nacional.