lunes, 11 de junio de 2018

Piñera y Ponce Lerou

¿Por qué Piñera tiene más de 50 por cierto de aprobación en las encuestas y Ponce Lerou es un virtual proscrito en los medios y la opinión pública, contra quien todo el mundo dispara y seguramente, si lo incluyeran en las encuestas, tendría el mayor rechazo, en circunstancias que ambos han hecho las mismas cosas?

A Piñera muchos lo admiran porque ha reunido un patrimonio de miles de millones de dólares, pero a Ponce Lerou, que según leí ha reunido uno todavía mayor, parece que nadie lo admira por eso. Al contrario, dicen, “es que fue yerno de Pinochet”, bajo cuyo gobierno licitó SQM, base de su fortuna. Pero si alguien hubiera ofrecido más por SQM en la licitación no se la habría llevado él sino ese alguien. Y si hubiera habido algo irregular en la misma, alguien la habría anulado en treinta años de gobiernos concertacionistas y de izquierda, y nadie siguiera lo intentó, tal vez porque transformó una compañía que, en manos del Estado, perdía veinte millones de dólares al año en otra que ganó 4 millones en 1991, 17 millones en 1992 y cien millones sólo en el primer trimestre de 2017.

Por su lado, Piñera adquirió LAN, la empresa-base de su fortuna, a partir de 1990, cuando, como senador y presidente de RN, la negoció con la Corfo al mismo tiempo que negoció con Aylwin la “política de los acuerdos”. Pero en los 27 años posteriores nadie ha dicho “¡negociación incompatible!” ni pedido anular esa compra, validada así igual que la de Ponce Lerou. Pero este último adquirente es “sospechoso” del uso de influencias y el otro no.

Es que, dicen entonces, Ponce Lerou fue el que le dio el mayor golpe a nuestra democracia al dar dinero para sus campañas a políticos de todos los colores. Claro, pero uno de los políticos a los cuales más les dio, porque él mismo se lo fue a pedir personalmente a SQM, según declaró la funcionaria de ésta, Danitza Yepes, en “La Tercera” de 5 de mayo de 2015, p. 15, fue Piñera. Y para cobrar ese donativo entregó facturas que no correspondían a servicios efectivos, según el gerente de SQM, Gerardo Illanes, también en “La Tercera” de 5 de mayo de 2015, p. 15.

Es decir, a un lado del mesón estaba Piñera pidiendo y al otro estaba Ponce Lerou dando, así es que el “golpe a nuestra democracia” se lo dieron ambos de consuno. ¿Por que sólo el segundo es acusado de ello, cuando sólo accedió a lo que le pedía el primero?

Pero es que, agregan entonces, además Ponce Lerou ha sido acusado de beneficiarse de operaciones bursátiles teniendo información privilegiada. Pero esa acusación de la Superintendencia no ha podido probarse ante los tribunales. En cambio, Piñera fue condenado por eso mismo, comprar acciones con información privilegiada; y en reconocimiento de que lo había hecho no apeló sino que pagó una elevada multa. Sin embargo después de eso no sufrió vindicta social alguna, sino que fue elegido Presidente de la República. ¿Por qué, por una misma conducta, condenan y proscriben a Ponce Lerou y hasta objetan que asesore a una empresa y, sin embargo, nadie objeta que, pese a ella, se eleve a la máxima dignidad de la República a Piñera?

¿Y por qué un “sesudo editorial” objeta que Ponce Lerou sea designado asesor del directorio de SQM “luego de los escándalos por irregularidades en el financiamiento de la política”, sin haber dicho antes una palabra ni objetado nada cuando la contraparte de Ponce Lerou en el caso del más cuantioso financiamiento irregular de una campaña, la de Sebastián Piñera, éste asumía nada más y nada menos que como Presidente de la República? ¿O el diario del “sesudo editorial” cree su propia crónica del 6 de junio último informando que el único responsable de “la facilitación de facturas ideológicamente falsas a Task Andes, Aguas Andinas, Inversiones Pampa Calichera y Asesorías en Inversiones Ililhue” fue Santiago Valdés, único formalizado en la causa y único mencionado en dicha crónica?

Esta enorme disparidad de tratamiento a Piñera y Ponce Lerou, en cuanto a que frente a las mismas conductas reciban tan diferente respuesta de la opinión pública, los medios y el “establishment”, tiene, por cierto, una explicación: el primero “maneja” a los tres a su amaño y el segundo evidentemente no maneja a ninguno, pues con seguridad creyó que financiando a los políticos bastaba. Y no basta. “Políticos honrados”, según un analista norteamericano, son quienes cumplen con el que los compró. Y obviamente los de acá no han cumplido con Ponce Lerou.

Es que en Chile hay que hacer lo que hace Piñera y no hace Ponce Lerou: “manejar” la opinología. Todo lo demás vendrá por añadidura. Pues la gente de todos los niveles sólo repite lo que opinan los que escriben en los diarios, hablan en las radios y aparecen en la televisión. Piñera los controla a todos, créanme, a todos (salvo a este blog, pero ha conseguido que no se publique en ninguna otra parte); y Ponce Lerou a ninguno. Ahí está la explicación.

Declaración de intereses: no conozco a Julio Ponce Lerou y sólo le di la mano una vez, sin cruzar palabras, en una ceremonia a que SQM me invitó en el norte en los 90, a la que también asistió el ex Presidente Frei. Sí conozco a Sebastián Piñera y su modus operandi y sé todo lo que hace. Si existiera una cátedra universitaria sobre la materia, yo aspiraría a ser doctorado en ella.

9 comentarios:

  1. A Ponce Lerou deberían estudiarlo, para saber como fue que adquirió una empresa estatal que aparte de no producir nada, estaba EN QUIEBRA en una de las mineras no metálicas mas importantes del mundo...

    Piñera ya sabemos como es.

    ResponderEliminar
  2. Piñera es vivaracho pero administra bien. Lademocracia es así, no elige santos.

    ResponderEliminar
  3. A mi no me importa tanto lo que haya hecho antes Piñera sino que me preocupa lo que esta haciendo ahora, gobernando al ritmo de ese miserable partido minoritario que es Evopoli, un verdadero caballo de Troya de la izquierda introducido a la fuerza en Chile Vamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino lo mismo: Fletópoli, Wecopoli o como quieran llamarle... es una verdadera amenaza populista.

      Eliminar
    2. Yo le encuentro razon a Chahuan en sus criticas, y el silencio complaciente de la Udi es enervante

      Eliminar
  4. El increíble "hecho", elaborado por esa mujer, tosca y odiosa presidente, es que fraguo los senderos, hoy avenidas hacia el descalabro total, ....¡"endeudo al país (US $ 93.000 mil millones al 2020, incrustó a la mas grande cantidad de individuos, solo prosélitos socios-comunistas-terroristas en la administración del estado, al punto que este payaso turbio de presidente, mamón de políticas funestas, que admira a Aylwin, otro cínico e hipócrita gestor de fraudes al estado, con sus acuerdos concertados hasta con los terroristas no ha sido capaz de tomar las riendas del estado, porque de ¡hecho no se lo entregan!, como denunció Chaguan, solo ayer, pero Chaguan también es culpable, porque para no afectar sus ambiciones no dio curso a las denuncias contra Bachelet, por ejercer como médica falsa y recibir sueldos del estado,lo que constituye "fraude", cuando estaba de Fiscal y era su deber . El futuro inmediato de esta parodia de gobiernos concertados, se enfrentará a la realidad, ¡caos administrativo y falencia total!.

    ResponderEliminar

  5. ¡¡LAS GENIALIDADES DE LOS COMUNISTAS!!

    Crónica de una muerte anunciada o todo lo que tocan los comunistas lo destruyen y generan pobreza y cesantía.

    En el año 2010 la planta que fabrica los contenedores refrigerados MAERSK en China le comunica a la casa matriz en Dinamarca que que producto de la alta demanda necesitan ampliar la planta.

    Lo anterior llega a oidos de la filial chilena MAERSK y aprovechan la ocasion para activar un viejo deseo de construir una fabrica de contenedores en Chile. Los chilenos se mueven rapido, presentan un plan a la casa matriz y después de 2 años de arduo y duro trabajo MAERSK aprueba una inversión de 200 millones de dólares para construir en Chile la planta más moderna de sudamerica, ubicada en el puerto de San Antonio.

    Los trabajos de construcción de la nueva mega planta comienzan el año 2013 y se termina a fines del 2014, a la inauguración vienen los principes de Dinamarca. Gran cobertura de medios de prensa, ministros de estado, senadores y politicos participan del cocktail.

    La planta fue diseñada para fabricar 15.000 contendores al año. Los primeros contenedores empiezan a ser fabricados el 2015.

    En 2016 los 1200 trabajadores de la planta, asesorados por la CUT y el PARTIDO COMUNISTA comienzan a movilizarse exigiendo mejoras salariales y nuevos beneficios. Argumentan que quieren similares beneficios a los de los trabajadores de MAERSK en Dinamarca y no a los trabajadores de China ( los cuales son comunistas). La empresa responde que solo han podido vender 1500 contenedores en un año, la producción esta lenta, la planta recien está partiendo y no se pueden agregar mas costos.

    En 2017 los trabajadores se movilizan de nuevo y vuelven a exigir mejoras salariales, más beneficios como escolaridad gratis para todos los hijos, bonos de producción, etc, el petitorio tiene mas de 40 exigencias, se movilizan, ahora con dirigentes de la CUT en terreno votan la huelga y paralizan la planta por más de 30 días, cierran las calles, le queman el auto al gerente comercial, prenden neumáticos, bloquean caminos y se enfrentan con carabineros (todo esto se puede ver en varios videos de youtube, buscar HUELGA MAERSK), producto de esta huelga varios clientes Chilenos cancelan pedidos y contratan contenedores refrigerados en otras empresas.

    Abril de 2018 los trabajadores comienzan movilizarse y a elaborar un nuevo pliego de peticiones.

    14 de Junio del 2018 el gerente general de Maersk (de origen Danés) cita a todos los 1200 trabajadores en un gimnasio de la zona, y en 5 minutos les comunica a TODOS los trabajadores que la planta se cierra HOY, que tomen todas sus cosas y no vuelvan más.

    Silencio total,... los 1200 trabajadores se retiran de la planta y ni se despiden unos de otros... dicen que el lunes van a ir a la CUT a pedir trabajo.... y ??
    Geniales los sindicalistas!!!!

    ResponderEliminar