lunes, 4 de junio de 2018

En Desacuerdo con los Acuerdos


          La Cuenta Pública de Piñera confirmó lo que yo les venía diciendo: éste es el VI Gobierno de la Concertación. Él lo confesó explícitamente y dijo que quiere reeditar el gobierno de Aylwin, el primero de la Concertación.

          Al fin y al cabo, la gente sólo lo eligió para impedir una Chilezuela. Los votantes de derecha lo dijeron en todos los tonos. Los de izquierda, que son mayoría (véase la votación parlamentaria), no lo dijeron pero lo hicieron, pues tampoco querían Chilezuela o, lo que es lo mismo, otra UP, y en la presidencial se trasladaron de izquierda a derecha en suficiente número como para derrotar al socialismo por diez puntos. Porque, de izquierda y todo, no les gustan los escaparates vacíos.

          En cuanto a Piñera, lo que más le interesa es estar siempre en el centro del escenario, acaparar todos los focos, micrófonos, flashes, titulares y cámaras. Eso lo hace feliz. Y para conseguirlo no hay que pronunciarse sobre nada. ¿Ideas de fondo? No le interesan. Eso se lo deja a los editorialistas. El de “El Mercurio” dice: “…allí donde Bachelet concebía al país desde lo que el Estado entrega a las personas, Piñera piensa en uno en que son las personas las que construyen su vida a partir de la expansión del universo de opciones que estén disponibles”. Pero Piñera no ha dicho eso ni lo piensa, ni tampoco todo lo contrario, porque él estructura sus opiniones a partir de lo que digan las encuestas, que puede ser estatismo al cubo o no o cualquier cosa. Por eso el editorialista se apresura a aclarar: “Y aunque ese no haya sido el lenguaje utilizado en su discurso, ésa era la intención implícita en su contenido”. Traducción: “Señor Presidente si usted no tiene ideas, nosotros se las proporcionamos”.

          Ha formado comisiones donde hay desde UDIs hasta socialistas. ¿En qué se van a poner de acuerdo? En nada. Pero van a alcanzar “consensos”. ¿Qué son éstos? “Conceptos que a nadie le importan mucho pero que nadie objeta” (Thatcher). O sea, generalidades sobre temas no esenciales. “Prohibido mover el bote”. ¿Privatizar Codelco y Enap? ¿Está loco? No hay acuerdo. Pero las verdaderas soluciones son así. No de consenso. Son simplemente las mejores.

          Luego, la delincuencia, la salud, la educación, la previsión y la Araucanía van a seguir igual, porque se les van a aplicar “acuerdos”, cosas que a nadie le importan pero que nadie objeta. Nada “irá al hueso”, porque lo que llega al hueso provoca desacuerdos y “funas”, y no hay nada que le provoque tanto pánico a Piñera como una funa.

          Y por eso los grandes problemas nacionales, como el escándalo de los dineros estatales para indemnizar a los terroristas, la prevaricación de los jueces de izquierda y su secuela de presos políticos militares, la delincuencia impune de los sujetos con más de veinte órdenes de aprehensión que asesinan a ciudadanos indefensos, el Museo de la Memoria Marxista, el terrorismo rampante en la Araucanía, la deuda hospitalaria, las listas de espera, los cierres de escuelas particulares subvencionadas, la persecución a la enseñanza superior privada, los dispendios de las universidades estatales, el negocio de la PSU van a continuar igual.

          Pero el país sabe que las soluciones de fondo provocan controversia y no consenso. Por eso las figuras que encabezan la encuesta presidencial son Beatriz Sánchez y José Antonio Kast, que no forman parte de las comisiones escenográficas de Piñera.

Las medidas de verdad, como las que sirvieron para trasladar a Chile del vagón de cola de los subdesarrollados al primer lugar de América Latina (que acabamos de perder, sintomáticamente, hace un par de semanas) no son las que provocan acuerdos y consensos, sino controversia. Mientras no la veamos podemos estar ciertos de que los problemas van a seguir más o menos igual.

17 comentarios:

  1. Estimado Don Hermógenes, otro excelente blog, efectivamente a la izquierda renovada chilena hoy no les gusta Venezuela, porque gracias al Presidente Pinochet, se acostumbraron a comer bien todos los días, y saben -aunque no lo digan- que otro gobierno de la nueva mayoría conduce inexorablemente a eso.Y va a seguir igual, la campaña marxista soterrada para destruir la moral basada en el cristianismo y su decálogo mosaico. Están aun en este gobierno, empeñados en una penetración sistemática a través de los colegios -especialmente subvencionados -de la ideología de género y la educación sexual a infantes , sin considerar la opinión de los padres. Esto aun en colegios católicos subvencionados, a quienes con este anzuelo, quieren imponer su doctrina materialista liberal-marxista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis con educacion sexual los infantes tendrian muchos menos problemas con los abusos algo al parecer tan normal en colegios regidos por curas.

      Eliminar
  2. Me aterra comprobar que el séquito de SP está tan embobado, que cuando vean venir la retro excavadora van a aplaudirla de pie.

    ResponderEliminar
  3. Creo no puedo estar en el más absoluto acuerdo con este resumen de la cuenta pública; hace rato que la ciudadanía que confío en un cambio de tiempos mejores nos sentimos traicionados se sigue gobernando para las minorías

    ResponderEliminar
  4. Es tragicómico que a estas alturas se muestren sorprendidos con Piñera; Piñera nunca ha representado el conservadurismo moral que tanto añoran.

    ResponderEliminar
  5. Enigmatico este manoseo sesgado que la clase politica hace de Aylwin

    Nadie, ni el mas momio, se atreve a recordar la advertencia de Aylwin quien (en video actual en Internet) acuso "nos llevan a una guerra civil o a una dictadura comunista"

    No solo Aylwin. Tambien Frei padre, quien jamas habria andado de la mano con los comunistas como el hijo que solo sabe recordar a su padre "asesinado" peor jamas a su padre anticomunista.

    Aylwin pa aca, para alla, pero no se olviden del video,

    ResponderEliminar
  6. Es "José" Antonio Kast, no "Juan" Antonio
    Muy buen artículo. Como siempre.

    ResponderEliminar
  7. De las mejores columnas que le he leído últimamente don Hermogenes

    ResponderEliminar
  8. ¡Aylwin,…"el padre de la mentira", con la careta del cinismo laicado, boicoteó permanentemente y con las "sotanas de un cristianismo terrorista”, la magna y valiente obra del G. Militar, y este "payaso codicioso de Piñera", que lo pretende emular. La DC había arruinado a todo Chile y con Frei (Kerensky) y Aylwin a la cabeza, que con sus votos permitieron encaramarse al poder, a la UP!, bajo acuerdos siniestros porque nunca han querido abandonar sus ambiciones de meter las manos al "botín", que siempre han codiciado y que les ha permitido enriquecerse y vivir mantenidos por el Estado, tal y como se coludieron con los terroristas de ¡la maldita izquierda asesina y sus facciones sicarias ,terroristas cómplices ¡MAPU, MIR, VOP, FMR y símiles.

    EL PROBLEMA NO ES EL LUCRO,
    ¡ES LA USURA!
    Escribe don Salvador Saieh Lama
    El problema no son las privatizaciones sino la usura y la falta
    de visión y destino país.
    El único gobierno del mundo en ganarle a la usura fue el
    gobierno nacional socialista de Hitler. En este gobierno no se
    estatizó ninguna empresa, tampoco se crearon empresas
    estatales.
    Las únicas excepciones a la regla fueron la empresa Herman
    Goering para explotar hierro de baja ley y una empresa
    aeronáutica que no recuerdo, que fue intervenida debido a la
    poca cooperación en los lineamientos estratégicos de la
    guerra.
    Al poco tiempo fue vendida nuevamente a particulares.
    Todo esto está en el libro “The Wages of Destruction”, lo mejor
    que se ha escrito sobre la economía Nacional Socialista
    Ahí queda claro que la industria de menor crecimiento durante
    el período 1933- 45 fue el sector financiero y de igual forma
    Alemania se enriqueció, venciendo a la usura.
    La economía Nacionalista se enmarcaba en la tradición
    alemana del emprendedor y genio creador de industria, aquel
    conductor de proyectos, ese que da la vida por sus creaciones
    y el cual entrega sus conocimientos a sus hijos y parientes,
    vinculándose por generaciones a un rubro.
    Las grandes empresas alemanas fueron siempre manejadas
    por la misma familia, pasando a ser sinónimos del rubro.
    Así pasó con Krupp, Siemens, Porsche, Hugo Boss,
    Messerschmitt, IG Farben, etc.
    No existía la práctica actual de comprar y vender acciones o
    empresas por un tiempo para luego deshacerse de ellas,
    sacándole el máximo provecho (según Werner Sombart en
    “Los Judíos y el capitalismo”), esa es una práctica del
    capitalismo judío, muy distinto al capitalismo ario,
    Como dice él o como lo llama Erik Reinert la “economía del
    otro canon”.
    Hitler encontraba que era la estupidez más grande quitarle su
    empresa por ejemplo a la familia Krupp o al genio de Porsche
    para en vez poner a un burócrata estatal (y eran todas
    empresas “estratégicas”).
    El milagro económico del Tercer Reich se basó en el capital
    privado generado por estos genios creadores, ya que el estado
    en quiebra del 33 no podía por si solo reactivar la economía.
    Aunque parezca increíble el aparato estatal en la Alemania
    Nazi, el estado en sí, cada vez tuvo menos gente contratada.
    Esas gigantescas masas de trabajadores (por ejemplo, de la
    Organización Todt) eran todos contratistas particulares; el
    estado contrataba un par de empresas de servicios, luego
    mandaba a hacer los uniformes a Hugo Boss (no a una
    empresa estatal) y listo.
    La SS contrataba miles de servicios a particulares, desde
    uniformes, armas, cursos de adoctrinamiento, construcciones
    de cuarteles, las comidas, etc.

    CONTINÚA…….

    ResponderEliminar
  9. En el período 1933–45 el estado en Alemania se achicó y la
    industria particular creció,
    La diferencia con el capitalismo actual es que todos sin
    excepción se alinearon bajo las directrices del conductor de la
    nación que tenía como objetivo el engrandecimiento de un
    pueblo en su totalidad.
    Alemania gobernó el pueblo como un todo a través del
    Conductor.
    En el Chile actual en cambio lo hace una elite plutocrática que
    busca su beneficio a expensas de la nación, mediante el
    saqueo y la usura.
    ¿Piñera será de esos?…..por cierto y guarda el producto de la usura, evadiendo el pago de impuestos en Chile, en paraísos fiscales!,
    Y este poblado de ¡idiotas, le cree! …..
    ¡No señores, como súbdito de los poderes del Gobierno Oculto, dirigido por la escoria usurera mundial, el Grupo Bilderberg, tiene que cumplir su tarea, dejar este país y al resto del mundo en el caos total, situación que les permitirá introducir el…¡NWO!.

    ResponderEliminar
  10. Fin a las pensiones abusivas de los milicos. Basta de robar, que tengan todos los chile os ese sistema o que los milicos se metan a las AFP si no. La cara de raja de Perroshit en esto fue su mayor logro: asegurar que su bando, el militarismo fascista, se robara la plata de los chilenos a los que dicen defender...

    ResponderEliminar
  11. A parte de Kast y Sanchez, ya comenzò a sonar por ahi Roberto Ampuero...

    ResponderEliminar
  12. De seguro que los marxistas le debe sonar ampuero,pues caminaba de la mano con altamirano (Mayoneso) cuando este amenazo con quemar Chile desde Arica hasta Punta Arenas pero cuando las papas quemaron este fue el primero en apretar cachete, por esto amigo vaya a vender sopaipillas a otro lado.

    ResponderEliminar