miércoles, 24 de agosto de 2011

Encapuchados Libres - Carabineros Presos

En Chile hay noticias que no salen en los principales medios, generalmente porque son "políticamente incorrectas". Entonces, al igual que en la era soviética en la URSS, surgen los "samizsdats" o diarios clandestinos... bueno, no clandestinos, porque son permitidos... pero cuyos contenidos no alcanzan cabida en los medios de comunicación masivos, porque no son "aceptables" para la corriente dominante, que es la que se ciñe a lo "políticamente correcto".
En Chile juega ese papel el diario digital "Chile Informa", que se sostiene gracias a un número limitado de suscriptores individuales que aportan, cada uno, una módica suma. Sólo les llega a éstos, pero es prácticamente el único que da a conocer los avatares del sector más débil de la sociedad chilena, el de los uniformados en retiro "caídos tras las líneas enemigas". Es decir, el de los que tuvieron la misión de derrotar al ejército terrorista que buscaba tomarse el poder por las armas en 1973.
Mientras los que fueron salvados por ellos miran para otro lado, y un número no menor los traiciona, siguen siendo víctimas de la venganza política de la justicia de izquierda, que es la que predomina en los tribunales chilenos.
En "Chile Informa" me he enterado de la gestión dinámica de una abogada del Ministerio del Interior para conseguir que un indeciso ministro sumariante dejara, días atrás, detenidos a numerosos carabineros en retiro, por hechos de la lucha registrada en 1973, que ya han sido investigados por la justicia y sobreseídos por una sentencia, lo que en un país donde hubiera regido el estado de derecho habría producido el efecto de "cosa juzgada", es decir, de que nunca, respecto de esos hechos, podría haberse vuelto a abrir otro proceso.
Esa fue una de las garantías que ofreció el candidato Piñera a los uniformados en retiro, cuando necesitaba sus votos, refiriéndose, en particular, a la prescripción, que en el caso a que me refiero, de hace 38 años, obviamente se aplica y debería ser, junto con las ya mencionadas cosa juzgada y la amnistía, motivo de imposibilidad de que se abriera otro proceso.
Pero en este caso, dice "Chile Informa", la abogada Patricia Parra, del Ministerio del Interior del gobierno de Sebastián Piñera, vistiendo la simbólica "casaca roja" de éste (que es una imitación del uniforme que impone Hugo Chávez a sua activistas en Venezuela), presionó en Santa Bárbara y San Rosendo al melacólico ministro de Corte, que seguramente tenía dudas acerca de poder tan impunemente atropellar tantas leyes y principios jurídicos básicos para consumar una baja venganza política y poner tras las rejas a tantos carabineros ya ancianos.
Pero Patricia Parra fue activa en conseguir que lo hiciera. Ella es una de los 45 abogados de izquierda (yo en un anterior blog dije que eran 12 y parece que me quedé muy corto) que funcionan en el ministerio del inefable Hinzpeter, que tanto deleite encuentra en retratarse bajo el cuadro de Salvador Allende colgado en su despacho.
Mientras los carabineros pagan cara su osadía de haber combatido hace 38 años a los irregulares terroristas que iban a imponer un régimen totalitario en Chile, los sucesores de éstos, los "encapuchados" de hoy, dignos perpetuadores del MIR y del FPMR, siembran la violencia en las calles y con sus bombas molotov y enormes piedras han dejado hoy mismo a 19 carabineros heridos. Por supuesto, pueden tener la absoluta seguridad de que los abogados del Ministerio del Interior no se van a querellar contra ellos. ¡Cómo, si profesan las mismas ideas!
Fíjense ustedes en lo estrafalario y escandoloso que es lo siguiente: los abogados izquierdistas del Ministerio del Interior tienen la muy peculiar misión de velar porque NO se apliquen las leyes a los carabineros en retiro, para que queden presos; y también de velar porque NO se apliquen las leyes a los terroristas encapuchados, ¡pero para que queden libres!
El fracaso del paro de hoy testimonia que la gente no se ha arredrado ante la violencia terrorista; y mucha ha pedido "mano dura" contra ella. Pero la mano dura se reserva para quienes nos libraron de esa violencia en 1973, que habría convertido al país en una segunda Cuba.
Este gobierno pagará caro su trato a los uniformados de ayer, que se gestó en el gobierno de Aylwin, pero del cual él se ha hecho parte. Los abogados del gobierno de Sebastián Piñera, que en su campaña se comprometió a velar por la legalidad de los juicios contra ex uniformados y en particular por la aplicación de la prescripción, hoy litigan porque se desconozca esa prescripción. No sólo incumple la promesa, sino que sus abogados velan y presionan a los jueces para que no se vaya a cumplir.
Lo peor es que este ensañamiento ha hecho víctima al sector más débil de nuestra sociedad, el de los "caídos tras las líneas enemigas", a los cuales el país tanto debe y que tan deshonrosamente no sólo ha omitido defender, sino sigue persiguiendo de una manera vergonzosa.

11 comentarios:

  1. Don Hermogenes, mi no muy larga vida me ha llevado a saber que la gente por lo general se queda callada ante muchas injusticias, sin embargo reacciona ante otras que le parecen intolerables.

    ¿por que defiende a los "uniformados en retiro"?

    ¿Por que esta "injusticia" en particular le parece intolerable?

    ResponderEliminar
  2. Army, defendemos a los uniformados en retiro porque les tocó recibir el mandato popular de combarir a una horda terrorista, arriesgando la vida, y después ese mismo mandato popular los envía a la cárcel.

    Es como si tu jefe te ordena hacer un trabajo y después te despiden por hacerlo.

    ResponderEliminar
  3. Army, hay una cosa que se llama fraude orwelliano.

    La "derecha" ha permitido que este fraude orwelliano se lleve a cabo desde el año 2003 y lo hicieron por cálculo político. Ese cálculo no resultó y aquí estamos.

    Piñera fue uno de los primeros en plegarse al fraude, también lo hizo por cálculo político y su cálculo falló. Piñera se disfrazó de compañero de ruta de la izquierda y hoy lo odian más que a Pinochet.

    Dudo que lo entiendas.

    ResponderEliminar
  4. mmm Defina "fraude orwelliano" plis

    ResponderEliminar
  5. Creo que Sebastián Piñera creyó hacer un buen negocio poniendo distancia entre su postura y el gobierno militar.

    Pero como todas las acciones desprovistas de honestidad y rectitud, está cosechando lo que no esperaba. Hoy le han puesto el traje de "heredero de la dictadura" y le están lapidando sin misericordia.

    Lo malo, es que ni siquiera puede contar con el apoyo de quienes le eligieron, muchos de los cuales se siente engañados y profundamente descorazonados.

    Recomiendo este artículo <== clicar en zona marcada.

    [+]

    ResponderEliminar
  6. Chile ya tuvo su primera presidenta, o como dicen generalmente "presidenta mujer", y actualmente tiene su primer presidente travesti... no se confundan, no hablo de su sexualidad sino de su política de gobierno. No se sabe si este gobierno es de derecha o de izquierda, porque a ratos da la impresión de uno y a ratos del otro, pero en general no es ni uno ni otro en realidad. En momentos como este, donde enfrentan significativos conflictos políticos es momento de que este gobierno tome un camino definido a seguir, no puede pasarse los 4 años siendo la bisectriz entre el camino político de la derecha y el de la izquierda, coqueteando con ambos bandos pero sin tomar partido por ninguno. Deberán tomar la clara decisión de gobernar para la izquierda disconforme que no quiso otro gobierno de concertación o para la derecha que por años a esperado un gobierno que los represente.

    ResponderEliminar
  7. ¿Quien puede discutir (alguien que pueda pensar, por supuesto), que las licitaciones en Obras Publicas (autopistas, tuneles, etc.) lograron mejorar en forma notable la conectividad en el pais, bajar los tiempos de viaje, disminucion de accidentes y desgaste del material rodante, etc,. En Chile podemos tambien, al transparentar el "lucro" en la educacion, lograr un salto cualitativo y cuantitativo en todo lo referente a la educacion. Y que la nivelacion de la buscada "calidad" sea lograda comparandola con la mejor y de mas alto nivel.
    Si seguimos con mas de lo mismo de lo ya acostumbrado y, continuando con el simil, transitando por caminos polvorientos y repletos de hoyos (perdon, "eventos"), la ansiada educacion de calidad para todos, gratuita o no, sera solo una quimera y los malos profesores (reales culpables en la gran mayoria de los casos) no podran quedar al descubierto por la falta de comparacion objetiva y transparente.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. La actual generación de jóvenes movilizados me avergüenza, han demostrado una ignorancia, intransigencia y violencia que hacía mucho tiempo ni veía. Y se dicen demócratas pero no han respetado al gobierno elegido en las urnas y sólo un año y medio después de las elecciones y a pesar de un grave terremoto y maremoto sólo han sembrado la violencia y el odio. Jóvenes movilizados entiéndalo de una vez por todas: son UNA VERGUENZA PARA CHILE.

    ResponderEliminar