domingo, 3 de enero de 2016

Avatares de un Tipo Decente


          Jorge Burgos se ha visto lanzado, sin proponérselo, a la condición de precandidato presidencial. En la encuesta CEP, el oráculo de la política chilena, es el único DC que entró al “top ten” en la evaluación neta de los personajes públicos (porcentaje de aprobación menos el de rechazo; el único medio que lo calculó fue este blog). Los hay en su partido que tienen más ambiciones presidenciales que él, pero “marcan” mucho menos.

         Es un tipo tan decente que cuando el país sorprendió a los gobiernos de la Concertación llevándose para la casa los gastos reservados en sobres con billetes, Burgos, que los había recibido como Subsecretario del Interior, no sólo devolvió la totalidad del importe sino que pagó impuestos sobre eso, cosa que, yo creo, no hizo nadie más y que el Director socialista de Impuestos Internos no pretendía conseguir, pues declaró que tales gastos reservados eran “no investigables”.

          La vida política le ha deparado sorpresas desagradables a Burgos, como cuando presidió la comisión investigadora de la Cámara sobre la compra, por parte de Sebastián Piñera, de acciones de LAN aprovechándose de información privilegiada. Burgos sometió a votación la iniciativa de pedir a la Bolsa la grabación con la voz que ordenaba la compra, veinte minutos después que el directorio de LAN hubiera informado una ganancia inesperada y no divulgada, voz que todo el mundo iba a reconocer. Pero entonces sucedió que la mayoría de la Concertación en la comisión “se dio vuelta”, votó junto con la Alianza para rechazar el pedido de la grabación y dejó a Burgos con un palmo de narices.

          Pero el asunto no terminó ahí, porque algún inadvertido del entorno del entonces Presidente Piñera extendió a Burgos una invitación a una extensa y atractiva gira presidencial al exterior, y encontrándose éste ya en su asiento del avión, vio parado a su lado al mismísimo Presidente, que le preguntaba, con voz de pocos amigos:

          “¿Usted cree que merece estar sentado en este avión?”

          Al parecer, en el sentir presidencial nadie que hubiera pedido la grabación de la voz ordenando la compra de LAN merecía estar en ese avión.

          El hecho fue que, tras el caso Caval, cuando se trató de encontrar a un tipo decente y que fuera DC, para reemplazar a Peñailillo, el nombre de Burgos venía como anillo al dedo y fue designado.

Su aceptación del cargo fue una prueba de coraje, porque hasta en este país de tradicional mala memoria pocos han olvidado el trato que Michelle Bachelet acostumbra dispensar a sus Ministros del Interior democratacristianos, a los cuales ya ha mandado cambiar sin aviso o, cuando ha estado de buenas, se ha limitado a no contestarles el teléfono ni darles audiencia hasta que renuncian.

          Bueno, a Burgos, hasta ahora, se ha limitado a no convidarlo a una gira para ver temas de seguridad interior propios de la cartera de aquél. Ante lo insólito del hecho, éste se ha constituido en “trending topic” nacional y los columnistas semanales se lo han disputado para viviseccionarlo.

          Burgos, pese al desaire, no renunció, lo que se aviene con su modestia personal, pero se atrevió a decir que le había advertido a la Presidenta que la situación no podía repetirse. Y, cuando todos esperaban, a raíz de ello, la petición de renuncia, ésta no ha sido cursada, interregno durante el cual varios DC de fuste han salido a decir que ven a Burgos con buenos ojos como figura presidencial, incluyendo entre aquellos a un hermano Walker que no es el ostensiblemente deseoso de ser candidato, Ignacio, y al propio Claudio Orrego, siempre listo, pero que esta vez, con mucha gracia, se ha declarado “burguista”. Por cierto, ha añadido que está disponible para alguna oportunidad posterior a 2017.

          ¿Un tipo decente a la Presidencia? ¿Por qué no? En política, “la segunda profesión más antigua del mundo” (Reagan), todo puede suceder.


14 comentarios:

  1. Don Hermogenes, si Burgos es tan decente como usted nos cuenta, no puede ser presidente, ya que ni siquiera podrá ser candidato. Quien lo va a apoyar en serio?.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  3. 500 a 2

    No cabe duda que Burgos es un tipo decente, bien educado y políticamente muy demasiado correcto. Pero de ahí a ver en él a un tipo valiente es algo completamente distinto. Tal vez lo sea, pero adonde se le ocurrió ir a meterse le es imposible demostrarlo, pues está atado de pies, de manos y, ahora último, con la soga en el cogote y para todos está más que claro que nada ha hecho y nada hará para poner término al terrorismo en la IX región y a la delincuencia —la que acaba de exhibir hoy un enorme empeoramiento durante el 2015— dos problemas que el corazón de su jefa secretamente desea mantener “vivitos y coleando”.

    Aquello de renunciar para después quedarse y seguir trabajando en un ambiente en que se es despreciado incluso por el jefe directo y descollando en el basureo a la dignidad para mantener la pega, no es precisamente una conducta que provenga de un hombre valiente.

    Y de ahí a transformarse en candidato a la presidencia significaría que Chile estaría condenado, en el mejor de los casos, a oscilar entre el abismo y la mediocridad.

    Cada vez que veo aparecer a Donald Trump —quien no es exactamente un tipo decente, ni caballero ni políticamente correcto—, al tiempo que se verifica su ascenso continuo en las encuestas, pienso que un hombre así es lo que le hace falta a este país. Caballeros solamente educados son absolutamente insuficientes, sino inútiles, en estos tiempos.

    El problema es que nadie sabe si hay por acá un hombre así y, si lo hay, dónde está escondido, si es que existe.

    En cualquier caso, Burgos representa la antítesis de ese ficticio hombre.

    Como todo y como cualquier D.C.

    De 500 comentarios que he realizado en el blog de don Hermógenes, sólo en dos ocasiones he estado en desacuerdo. Esta es la segunda y equivale a un 0.04% o a la cantidad de CO2 que hay en la atmósfera, es decir, nada.

    ResponderEliminar
  4. ¿BURGOS PRESIDENTE?


    POR DECIR LO MENOS RESULTA CURIOSO QUE LUEGO DEL DESAIRE QUE BACHELET LE HIZO AL MINISTRO BURGOS. QUE RENUNCIO A SU CARGO, PERO LE FALTARON PANTALONES PARA DEFENDER SU DIGNIDAD, AHORA SEA CATAPULTADO POR SU PARTIDO A UNA ASAROSA CANDIDATURA PRESIDENCIAL.


    PARECE QUE LA DC NO HA ENTENDIDO NADA CON LO QUE LE HA PASADO EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, DONDE LA EX UP HA APLASTADO A SUS PRECANDIDATOS A LA PRESIDENCIA SUMIENDO A LA COLECTIVIDAD EN CRISIS QUE SI NO HAN SIDO TERMINALES LA HAN DAÑADO SEVERAMENTE.


    BURGOS NO TIENE LA PERSONALIDAD, LA PRESTANCIA NI LAS CAPACIDADES NECESARIAS PARA LLEGAR A LA PRIMERA MAGISTRATURA, NO HA TENIDO LA PRESTANCIA PARA ENFRENTAR LOS PROBLEMAS, COMO EL DE LA DELINCUENCIA Y EL TERRORISMO, QUE AGOBIAN A LOS CHILENOS.


    LA DEMOCRACIA CRISTIANA HA PERDIDO SU ESENCIA, YA NO ES DEMÓCRATA PORQUE ESTA ASOCIADA CON EL TOTALITARISMO ZURDO, NI TAMPOCO ES CRISTIANA PORQUE COHONESTA LA CORRUPTELA Y LA ODIOSIDAD DE LA IZQUIERDA.


    LOS FALANGISTAS HAN TRAICIONADO SU HISTORIA AL ABANDONAR SUS POSICIONES DE CENTRO QUE SE SUPONÍAN EQUIDISTANTE DEL ESTATISMO DE LAS IZQUIERDAS Y EL CAPITALISMO DE LAS DERECHAS, LA DC HA PERDIDO EL RUMBO Y LAS IDEAS.

    ResponderEliminar

  5. http://runrun.es/nacional/actualidad/220275/isabel-allende-a-venezuela-la-destrozo-el-chavismo-como-pinochet-destrozo-a-chile.html


    Isabel Allende: "El chavismo ha destrozado a Venezuela"

    La reconocida escritora chilena comparó al régimen de Nicolás Maduro con la dictadura de Augusto Pinochet que derrocó a su tío Salvador Allende en 1973


    "El chavismo es un sistema que ha destrozado el país, como lo destrozó la dictadura de Pinochet en Chile, y cambió a Chile para siempre", afirmó la galardonada escritora chilena en una entrevista publicada en el sitio Runrun.



    Tengo la sospecha que detrás de las buenas intenciones postuladas por el socialismo, se esconde, como inevitable resultado de un falso humanismo, el rostro terrible de proyectos de dominación y asimilación totales de la sociedad. Veamos algunos argumentos: es un punto de honor para los socialistas que la estatización y la planificación forma parte esencial del credo socialista, y como resultado de esto, se deriva una burocratización exacerbada, un gigantismo del Estado que da paso a un aparato controlador de la sociedad, Jean-Francois Revel alega: "ya no es posible continuar justificando la supresión de la libertad apelando a los imperativos de una disciplina de la producción, precisamente donde impera la corrupción y la falta de productividad".

    Los socialistas creen en la revolución como principio para los cambios necesarios de la sociedad, para la construcción de un nuevo orden, y asumen como necesarios que surjan en el proceso, situaciones cuestionables desde el punto de vista moral, de derecho y de vida, producto de la destrucción del viejo orden para la instauración del nuevo, con tal de alcanzar sus fines. Las revoluciones que fracasan en crear justicia, eficacia en la gestión, en distribuir el poder y la cultura y en otorgarle más libertad a los individuos, tal y como ha fracasado la revolución bolivariana, no merece llamarse revolución.

    Se aprovechan de la burocracia estatal, de los miembros del partido único y de una base clientelar para iniciar procesos de movilización social, incluso la creación de nuevas elites, como premio a la dedicación y lealtad al ideario socialista, creando a su vez un "apartheid" con los opositores ideológicos, es decir, la división de la sociedad y la persecución del oponente se hacen necesarios.

    El socialismo busca la jerarquización de las organizaciones sociales tales como sindicatos, gremios, cooperativas, organizaciones comunitarias dentro del aparato de gobierno y como agentes del cambio social, instrumentándolas como instituciones de dominación y control social, convirtiendo a sus integrantes en funcionarios públicos y dependientes de la nomina estatal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El socialismo pretende que el principio de propiedad gire en torno al colectivo y al Estado, desplazando a los individuos en su derecho de ser dueños de recursos, sobre todo de la tierra. El socialismo se establece como una necesidad histórica. Es común encontrar la prédica de la solidaridad, los principios morales cristianos y el bien común dentro de un Estado donde la corrupción, la acumulación de capitales de dudoso origen y los vicios más exacerbados es la práctica cotidiana por parte de altos funcionarios que, hipócritamente, les exigen a los ciudadanos el sacrificio por lo demás.

      Basta con hacer un "reality check" de estas observaciones para comprender que el socialismo es el puente necesario para el totalitarismo. A estas alturas de la historia, es difícil creer en socialistas inocentes, y creo, que es una irresponsabilidad de la izquierda tratar de minimizar esta propensión y suprimir toda crítica a este respecto.
      "el proyecto socialista nacido para desarrollar la democracia y generar derechos para los desposeídos de la sociedad, se convirtió en pretexto ideológico de brutales dictaduras totalitarias que negaban los derechos de las gentes y establecieron relaciones de dominación en todos los ámbitos de la vida social". La Rusia estalinista, la China de Mao, el nazismo en Alemania, el régimen de Pol Pot en Cambodia, la Cuba de Fidel, el Partido Socialista Serbio de Milosevic, el socialismo del siglo XXI de Chávez son solo ejemplos de esta extraña... ¿coincidencia? ¿Anomalías históricas?, lo cierto es que, no son los trabajadores quienes imponen el socialismo, sino las Fuerzas Armadas.

      Eliminar
  6. El artículo empieza diciendo que es sobrina de Salvador Allende.

    La verdad es que no tienen ningún parentesco.

    ResponderEliminar
  7. Don Hermogenes.

    Usted que ha estudiado tanto del caso Arellano, ¿podría darnos una visión más objetiva, sobre el caso que aparece hoy en cartas de "El Mercurio"?.

    ResponderEliminar
  8. NO HAY QUE CONFUNDIR DECENCIA CON NO SABER PARA DONDE VA LA MICRO,AL SR.BURGOS LE PUEDEN DECIR QUE VA DE PRESIDENTE,Y DESPUES LO ANOTAN COMO DIPUTADO,Y SEGUIRIA COMO TAL COSA.TOTAL LAS MONEDAS IGUAL SIRVEN.ESTAMOS DADOS CON ESTE TIPO DE PERSONEROS QUE CON TAL DE MANTENERSE EN EL PODER NO LES IMPORTA QUE LES DEN PATADAS EN EL POTO.

    ResponderEliminar
  9. Burgos no ha sido una persona decente. Cualquiera que estuviese en sus zapatos y con dos dedos de frente, simplemente habría agarrado sus cosas y haberse ido, pues su autoridad "tiene menos peso que un paquete de cabritas".

    Aquí mandó el 2do piso y desde allí se maquinan todas las "ideas luminosas" del remanente del G90 y sus secuaces.

    La DC al igual que la desecha, no saben capitalizar las derrotas del adversario. mas ahora que la aprobacion de bachelet cayó al 24%, segun el CEP.

    ResponderEliminar
  10. BURGOS PROTOTIPO DEMÓCRATA "CRISTIANO" GUSANO YGUAL CABEZA DE GOMA, CRUMIRO, CHUPASANGRE,TRAIDOR, VENDIDO,CARA DE PALO,SÍNICO,SANGRE DE HORCHATA,PERRO FALDERO LAMBEPATA, ATRIBUTOS PERSONALES PARA SER PRESIDENTE DE LA REPUBLICA DESPUES DE LA CHANCHELET JAJAJ, PAÍS DE COBARDES Y SIN VERGUENZA AJENA.

    ResponderEliminar
  11. Penosa situación la del sr.Burgoos ....y para mayor escarnio, no faltan los crueles comentarios de algunos DC, que lo mencionan como Presidenciable !!!

    ResponderEliminar